Inicio > Boletin > Informe de Gestión 2018

Informe de Gestión 2018

El año 2016 lo definimos como determinante para instalar, afianzar y proyectar las nuevas maneras de proceder desde el cambio de estrategia definido en la Nueva Partitura. Los verbos conjugados durante el año fueron: conectar-incrementar (urgencia estratégica y personas comprometidas), sintonizar (Nueva Partitura), abordar-definir (estrategia y estructuras), organizar-conocer-construir (equipo innovación, experiencias, marco de referencia), diagnosticar-identificar-contratar (necesidades sistemas información, mejores prácticas, software y consultoría) y conformar-construir (Educapaz).

 

El año 2017 lo describimos como complejo y complicado, preñado de incertidumbres, dificultades y coraje; un año retador y decisivo, reconfortante y atractivo para la llamada Nueva Partitura. En el nivel nacional, incluidos los responsables de las regionales, conjugamos una serie de verbos que nos empezaban a identificar como orquesta: aprender-desaprender-reaprender, escribir-borrar-reescribir, cambiar-ordenar-desordenar. Y la conjugación nunca fue lineal, las acciones las realizamos en espiral y tan pronto subían como bajaban para volver a subir y también a bajar.

 

El año 2018 recogió casi todos los verbos conjugados con anterioridad porque conectarse con la urgencia estratégica, sintonizarse con lo nuevo y comprometerse con los procesos de cambio no se logra de una vez y para siempre, ni puede ser un proceso exclusivo de los que lideran el cambio. Todas las personas integrantes de la orquesta FyA necesitamos aprender, desprender y reaprender, ordenar y desordenar lo ya ordenado, escribir, reescribir y borrar para volver a escribir, procurando no quedar atrapadas en nuestras experiencias del pasado a la vez que visualizamos las oportunidades del cambio y nos ponemos manos a la obra. Ubicarnos en las nuevas realidades administrativas y financieras ha sido dispendioso, reconocer errores e intentar una y otra vez enmendarlos sin perder la esperanza de llegar pronto a mejores puertos, seguros y con las cosas bien hechas, fue una constante durante el año. Encontrar personas, en las regionales y centros, dispuestas a aportar su trabajo y sus saberes, sus vidas y renuncias familiares trasladándose a “vivir” a Bogotá, aún coincidiendo con las fiestas de navidad y fin de año, e integrarse a los equipos de la dirección nacional que también se entregaron sin medir tiempos y esfuerzos, fue lo más gratificante de la experiencia vivida en el escribir, borrar y reescribir números para conciliar y ajustar lo no conciliado y desajustado por diferentes motivos. Una vez más se demostró que lo más grande que tiene Fe y Alegría son las personas. A la fecha podemos afirmar que logramos la meta del 2018 y que estamos prestos para alcanzar la estabilidad necesaria con prontitud. Este ha sido un año complicado en el hacer, pero muy gratificante en la reivindicación de la cultura de Fe y Alegría desde la fraternidad y la solidaridad.

 

Somos conscientes que en este proceso de cambio que estamos viviendo los verbos antes anotados van a tener que ser conjugados y vueltos a conjugar muchas veces. Tantas como sean necesarias para que la orquesta de Fe y Alegría interprete “su obra” de manera magistral con todas las personas dominando y sacando los mejores sonidos de los instrumentos que tienen en sus manos, en su cabeza y en su corazón.

 

El contenido de este Informe de Gestión es producto del trabajo de muchas personas comprometidas que ciertamente aportan sus saberes y sus capacidades, pero que sobre todo aportan su vida para que todas las personas tengan vida en abundancia. Lo presentamos con la misma estructura del Informe del 2017, respetando los dos grandes apartados que justificamos y nombramos así: SOMOS MOVIMIENTO y SOMOS ORGANIZACIÓN.

 

Iniciamos el Informe presentándonos: ¿Quiénes somos?: Nuestra identidad, Misión y Visión. ¿Dónde estamos, cuántos somos y cómo nos organizamos? Y nos presentamos sintiéndonos integrantes de un Movimiento Global, mayor que las partes que lo conforman y que hoy es la Federación Internacional de Fe y Alegría.

 

A continuación sigue el capítulo “Cambiando maneras de proceder”. Este capítulo contiene las claves para comprender en qué está Fe y Alegría y poder entender los siguientes apartados con las notas musicales que dan vida a la Hoja de la Partitura.

 

El capítulo SOMOS MOVIMIENTO se abre con el mapa de nuestra propuesta educativa y contiene las siguientes iniciativas (llamadas notas musicales): Innovación para el Aprendizaje y la Transformación Social, Programa Nacional de Educación para la Paz – Educapaz, Iniciativas de Desarrollo y Empoderamiento Comunitario, Primera Infancia: un camino sembrado de esperanza, Vivencia de la Fe y la Espiritualidad, Sistema de Mejora de la Calidad de Fe y Alegría, Formación en convivencia y ciudadanía en clave de cultura de paz y prevención de la violencia con enfoque de género, Cajas de Herramientas y Gestión del Conocimiento y Nuevas Fronteras.

 

El capítulo SOMOS ORGANIZACIÓN contiene: Sistema SAP-ERP en todos los procesos de la organización, Sistema de Gestión Integral (SGI), Campaña “Soñando en grande con fe y alegría”, Alianza con la Compañía de Jesús, Gestión de lo humano, Sostenibilidad 2018 – Consecución de recursos por proyectos y Avances en la iniciativas hacia el 2020.

 

Terminados los dos grandes capítulos se presentan los estados financieros de Fe y Alegría, y el dictamen de la Revisoría Fiscal.

 

Finaliza el informe con los desafíos para el año 2019.

 

Un año más, Dios sigue estando grande con nosotros y estamos alegres, a pesar de las dificultades vividas, porque nos sigue llamando y retando para participar de su Proyecto Humanizador. Agradecemos sus bendiciones repartidas entre todas las personas que hacen posible que suene la Partitura de Fe y Alegría y le damos las gracias por llamarnos a ser parte del MILAGRO de Fe y Alegría que Él sostiene a pesar de nuestras fragilidades.

 

Gracias a toda la familia de Fe y Alegría por su entrega y compromiso, por poner su música al servicio de la Misión institucional. Sin ustedes este informe no hubiera sido posible. Gracias a la Junta Directiva Nacional y a la Junta Fronteras en cabeza del P. Carlos Eduardo Correa, Provincial de la Compañía de Jesús, por sus aportes y aprobaciones para poder cumplir con la Misión y Visión que nos convocan. Gracias a los Comités Directivo y Programático por creer en la Nueva Partitura y comprometerse en su escritura e interpretación con el coraje necesario. Gracias a todas las  personas que colaboraron con la “puesta al día”. Gracias, también, a Deloitte, firma contratada para la revisoría fiscal, por su comprensión y rigurosidad, por “tensarnos la cuerda” y creer en nuestras posibilidades.

Archivo descargable: 

Colaboradores: Gracias por su apoyo.

Obras Compañía de Jesús